Impulso de comer

El impulso que nos lleva a buscar cuidados solícitos cuando algo nos falta es bueno,como se nos dice en el libro del factor quema grasa . Pero para los adultos, el alimento es solamente un símbolo de solicitud para que cure su artritis . Alivia, pero únicamente en sentido simbólico y temporalmente.

Comer no resuelve los complicados problemas que perturban a la mayoría de los adultos. Los conflictos de Julia y Ray existían antes de que comieran y continuarán existiendo después de que hayan comido. Aunque ellos se enojen consigo mismos por su forma de comer, su actitud no es buena ni mala. Es la forma en que ellos pueden calmarse, aunque sea por un momento.

Comer compulsivamente es como aplicar un poco de helado sobre una herida en una pierna. Cuando usted recurre a la comida, está demostrando que conoce algo sobre lo que es sentirse cuidado y sabe cómo lograr ayuda. Le es muy importante buscar apoyo. Sin embargo, la comida a la cual recurre sólo tiene propiedades de curar el hambre fisio­lógica e incluso que cure su artritis .

Los adultos no pueden tranquilizarse realmente volvien­do atrás, que es esencialmente lo que hacemos cuando inten­tamos calmarnos con la comida. Si nos sentimos desdichados, comemos; luego nos recriminamos; juramos adelgazar y mejorar la silueta y entonces nos sentimos aliviados de usar el factor quema grasa . Nuestro alivio, sin embargo, es efímero. La dieta no va a resolver el problema que causa nuestra preocupación ni el hecho de que cuando nos sentimos perturbados sin que cure su artritis , volvemos a la comida.

En cambio, es necesario que seamos capaces de calmar­nos en el momento, de analizar lo que nos preocupa aquí y ahora y de enfrentarnos con nuestras sensaciones de discon­formidad. Recurrir a un símbolo no tiene el mismo efecto que recibir apoyo.

comer sano
COMER A SU GUSTO SIN QUE SEA UN PROBLEMA
Queremos darle a usted, el rebelde, un plan que lo capaci­te para vivir sin usar la comida como salvación. Según nuestro criterio, usted tiene dos problemas. Primero están las preocupaciones que lo impulsan a comer. Luego, su nece­sidad de buscar ayuda en la comida y no en su razonamiento
.
Aunque lo desearíamos mucho, no podemos resolver los numerosos problemas que lo obligan a comer. Afortunada­mente, no es necesario que usted resuelva esos problemas para poder dejar de comer compulsivamente. En efecto, creemos que las cosas deben producirse de otra manera. Usted tiene que empezar por quitarse de en medio su proble­ma de la comida de modo que pueda comenzar a comprender los verdaderos hechos que lo perturban.

¿Cómo puede quitarse de en medio el problema de la comida si no es mediante los controles de una dieta? Paradó­jicamente, la forma de hacerlo y seguir adelante con su vida involucra el acto de comer. Finalmente, logrará tener la capacidad de reconocer el hambre real y comer en respuesta a esa necesidad y no en respuesta a una intranquilidad generalizada. Podrá usar el alimento —que siempre ha iden­tificado como su problema— para transformarse en alguien que puede enfrentar sus problemas y analizarlos. Reconver­tirá la energía que consume en preocuparse por la comida y el peso y con eso use el factor quema grasa , y la aplicará a analizar los hechos que limitan su vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>